SER ABUNDANTE

¿Cuál es tu propia definición de abundancia?

De esta definición depende mucho lo que vamos a conseguir, primero debemos replantear una definición propia, cualquiera que sea y tenerla clara.

Lo segundo que debemos hacer es empezar a cambia la percepción del mundo, la mayor parte de las percepciones están basadas en el pasado y si dejamos que esto nos guie, con cualquier fracaso, percepción o aprendizaje del pasado vamos a estar limitados con nuestro futuro y debemos recordar que EL PASADO NO DETERMINA EL FUTURO.

Cambiando solo la manera de ver las cosas, las cosas cambian. Cuando tenemos algo que queremos, creemos que somos abundantes, pero cuando no lo tenemos creemos que no, sin embargo, el mundo es lugar amigable y lleno de abundancia por lo tanto esta no se crea, se genera. Todo ya está creado, solo debemos caminar hacia ello, hacia lo que queremos.

La mayoría de nosotros generamos juicios, miedos, victimización, envidia, y nos separamos de la abundancia la mayor parte del tiempo, pero debemos saber que lo que somos es seres abundantes, pero debemos generarla desde el SER momento a momento del día y eso lo hacemos cambiando lo que pensamos, pero sobre todo lo que sentimos.

Cuando juzgamos a alguien que tiene lo que nosotros quisiéramos tener, más nos separamos de aquello que queremos por la polaridad de no tener las cosas. La combinación de pensar y sentir es lo que genera la vibración de atracción.

Si cambiamos la energía, cambiamos a una nueva forma del SER, vivir en un estado de inspiración, confianza, en estados elevados y con una vibración alta, nos volvemos un imán a todo lo que queremos ser en el fututo. Cambiando la energía, las vibraciones a positivo y nos enfocarnos en lo que queremos, si existe en tu cabeza es porque existe la posibilidad.

Aprender a estar consciente cuando caemos en los estados limitados, del pasado, o materia tratando de cambiar materia. Estar presente en el día, para reconocer cuando estamos con emociones de estrés, empezar a ver los pensamientos que nos alejan.

Tener constante la energía de abundancia, entre más mejor y vas a comenzar a ver el flujo en la vida, todo se empieza a dar. Permitir, permitir y confiar en el fluir de la vida, y dejar que las cosas se revelen, normalmente como menos lo esperas.

Si un libro aparece de manera misteriosa léelo, reconocer las señales que el universo te presenta.

Vamos a encontrar los sueños a la mitad del camino, llevar el cuerpo al futuro, tus pensamientos y sentimientos. Actuar como si ya estuvieras ahí, es raro e incómodo pero esa incomodidad genera el cambio. Al subconsciente le gustan los cuentos de hadas, dile eso al cerebro y vívelo como si ya fuera.

Soltar, empezar a dar como una persona abundante, empezar el flujo dando. Dar a las personas así sean cosas que no usemos, hay que empezar a mover la energía y crear el espacio para recibir.

Crear desde un estado de abundancia, merecimiento y digno de recibir, sentir que ya lo tienes, que no lo buscamos y ahí es cuando empezamos a recibir, cuando nos superamos a nosotros mismos.

Nos podemos ayudar con recordatorios, llenar el ambiente de estos recordatorios, fotos, notas, mapas de sueños, empezar a cambiar las experiencias del ambiente y vamos cambiando el piloto automático.

Debemos estar listas para que muchas cosas de desmoronen y que algunas personas salgan de tu vida, hay que estar preparado para saber que es el rompimiento de lo viejo, y no caer en la victimización y asumir responsablemente que estamos cambiando.

Establecer metas razonas a corto plazo y a largo plazo si queremos crear algo, ponerle fechas, establecer metas pequeñas que podamos alcanzar, y ver lo que podemos alcanzar.

De esta manera, vamos a recibir todo aquello que queremos y que soñamos para nuestras vidas, puede sonar soñador, pero nadas pierdes en probar, es mucho lo que vas a ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat