Análisis – Mujeres que corren con los lobos

Análisis – Mujeres que corren con los lobos

Este análisis se hace a partir de la lectura del libro de Clarissa Pinkola, Mujeres que corren con los lobos y las inquietudes que surgen en mi vida a partir de esto.

En su historia, esta loba se ha encontrado oprimida y pérdida dentro de un mundo que no fue diseñado para ella, su mayor inconformidad es su terreno sentimental donde no encuentra el horizonte que la guié por un camino de felicidad y a su vez sea congruente con la sociedad en la que vive, por lo que debería entonces hacerse ella misma un análisis sobre que tanto  la loba debe expresarse desde sus instintos salvajes o, amaestrarse para ser parte de la manada poder acallar los criadores enfurecidos que la tratan de sacrificar, amaestrar o exiliar.

Si la loba decide continuar y defender sus instintos salvajes que lleva adentro para crear su camino; ¿qué pasa si la creación de ese camino, se contrapone con lo establecido en la sociedad a la cual se pertenece? ¿Podría decirse que es necesario que ese instinto se muestre solo en privado o necesariamente hay que establecer una regencia de inconformismo ante la sociedad sin pensar en las consecuencias de los actos para modificar el entorno social o, aún peor, será necesario retirarse a un lugar desierto?

Ahora bien, si ese instinto de loba, el cuál es salvaje, solo debe expresarse en privado, ¿no se convertiría esto en una hipocresía de su parte como como mujer? ¿No supondría mentirse a sí misma y entrar en un juego de roles que no conllevaría a otra cosa que una amarga existencia con periodos de felicidad? Por otro lado, si decidiera convertirse en esa loba salvaje que actúa con el su fuego interior ¿es posible que el instinto salvaje acarreará a contrariar normas sociales que supondrían un daño mayor para ella misma o sus seres queridos? ¿Podría está actitud salvaje y algo desproporcionada a los estándares, condenar a penas o incluso “la muerte” en sociedades más opresivas? ¿Sería entonces una salida razonable exiliarse en un “desierto” aprehendida de la última gota de agua y en reserva de su propia humedad como lo hacen las flores?

Aquí no habría huesos por recoger porque seriamos esos mismos huesos que cada día se regeneran pero que siempre están a punto de morir.  No puedo decidirme que es preferible ; ¿una condena a la soledad por estar vivo o una condena a la sociedad por vivir muerto?
Aún está loba no tiene una respuesta a la forma en cómo debe vivir, cuál es el hábitat para ella; lo que si sospecha firmemente, es que este animal debe ser conducido a la libertad, aún sin estar segura cuál es el camino a cruzar para llegar a ésta.

Fin.

 

 

Related Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *